Una Institución de lo común es un medio de satisfacción de necesidades y deseos de la multitud que constituye la producción y reproducción de la vida en la actualidad. A lo largo de varias entrevistas, actores de la gestión cultural y social, reflexionan sobre el concepto de procomún, así como el papel que las Instituciones del común tienen en la sociedad. Berta Sureda, directora de actividades públicas del Museo Reina Sofía y Jesús Carrillo, director de programas culturales de la misma institución, ponen de manifiesto el agotamiento de la forma museo tradicional, y como deben entenderse hoy, como nuevos espacios de reflexión y conocimiento en los que el intercambio de saberes en consustancial. Apuntan como la capacidad de reconocer la autoridad cultural de otras instituciones anómalas aporta legitimidad a las instituciones formales como el Museo Reina Sofía.

Raúl Sánchez Cedillo y Carlos Prieto de la Universidad Nómada, resaltan la importancia del procomún, en el que se juega la capacidad de autoreproducción de la sociedad en términos de potencia, de libertad, y de disfrute; así como la necesidad desde su institución de dotar a la ciudadanía de herramientas para el análisis crítico de forma abierta y democrática, dando instrumentos para romper con las formas hegemónicas de dominación, mediante la cooperación en la producción de riqueza. Desde el CSA (Centro Social Autogestionado) La Tabacalera, Ana Sánchez y Carlos Vidania, describen las características y potencialidades de una institución anómala como La Tabacalera, en la construcción del procomún; a través de la autoorganización, autogestión, apertura, horizontalidad, nociones que la caracterizan, y muy especialmente en el proceso de construcción y consolidación de la propia institución.

Compartir

Fecha:
05/08/2011
Realización:
Chinowski Garachana
Agradecimientos:

Ysabel Torralbo, El sueño de Tesla

Licencia:
Creative Commons by-nc-sa 4.0