La reordenación de la Colección del Museo Reina Sofía alojada en la cuarta planta del Edificio Sabatini y dedicada al arte ocurrido entre 1945 y 1968, se plantea según las tensiones históricas, estéticas y artísticas que mantenían al mundo en tensión durante el nuevo escenario de la guerra fría. Esta situación polarizada entre Europa y Estados Unidos, entre la pintura y el arte objetual, entre la libertad y la igualdad se revela como una el tablero de juego en el que el arte define su relación con la realidad, a veces huidiza, otras abiertamente propagandística.

El recorrido comienza donde termina la pregunta de Theodor Adorno y las respuestas visuales del cine de Resnais a los campos de concentración nazis, arrastrando a lo largo del resto de las salas la negrura expresionista de la estética adorniana y la dialéctica ensayística del cine francés de los años 40 y 50. Un juego estético (y ético) que tiene su eco en las pinturas informalistas españolas en relación con las latinoamericanas y particularizado en los cines de Debord y Berlanga, otra vez las tensiones con idénticos mensajes.

Esta cápsula recoge una conversación con Manuel Borja-Villel y Rosario Peiró, exponiendo el primero los marcos generales y la segunda los casos concretos de estudio que han protagonizado las salas de exposiciones y la publicación adjunta.

Del mismo modo, también se escuchan los sonidos que pueblan las salas. Un juego de voces que habla de la visualidad y del lenguaje como forma de pensamiento predominante a la hora de presentar las obras junto a las nuevas adquisiciones y legados.

Compartir

Fecha:
22/01/2011
Realización:
José Luis Espejo
Locución:
Norah Delgado O'Neill, Luis Mata
Licencia:
Creative Commons by-nc-sa 3.0