La segunda vez nunca es como la primera, la recuerda, es posible que la contenga, pero se configura y cobra cuerpo de otro modo, nos hace entederla, se repite tal vez.

Segunda Vez es el título que toma la exposición de Dora García en el Museo Reina Sofía. Segunda Vez es también el título de un relato de Julio Cortázar en el que se narra la desaparición forzada de un hombre mientras realiza un trámite por segunda vez en una oficina de Buenos Aires. Segunda Vez es además el título de una de las obras más recientes de Dora García en la que trabaja sobre el pensamiento lacaniano del intelectual y artista argentino Oscar Massota (1930-1979) y sus happening. Dora García explora la posibilidad de repetir estos happening como vía para entenderlos o de realizarlos cuando estos no pudieron llevarse a cabo. En todo ello resuenan los inevitables ecos de Kaprow, en alusión a la desaparición del público, a los que se suman reverberaciones de no menor intensidad que entrelazan a otro nivel la repetición de estos happening con reflexiones psicoanalíticas. 

En esta trama de relaciones hilada por la literatura, el psicoanálisis y la acción se teje la obra de Dora García que se muestra ahora, con una clara voluntad de ocupar el espacio, en el Museo Reina Sofía. En ella ofrece múltiples grados de lectura y expone al espectador a diferentes formas de interacción que van desde una observación y escucha situadas en el contexto a su intromisión involuntaria como ejecutante de una acción que allí sucede.  

Compartir

Código copiado al portapapeles.
Fecha:
28/05/2018
Realización:
María Andueza
Licencia:
Creative Commons by-nc-sa 4.0