El trabajo crítico, el trabajo sobre la separación es también el que examina los propios límites de su práctica, que rehúsa anticipar su efecto y tiene en cuenta la separación estética a través de la cual se produce dicho efecto. Es, en resumen, un trabajo que, en lugar de querer suprimir la pasividad del espectador, re-examina su actividad. Despachar los fantasmas del verbo hecho carne y del espectador vuelto activo, saber que las palabras son sólo palabras y los espectáculos solamente espectáculos puede ayudarnos a comprender mejor de qué modo las palabras y las imágenes, las historias y las performances pueden cambiar algo en el mundo en que vivimos.

De esta forma escribe Jacques Rancière en El espectador emancipado sobre el papel del espectador en la división del registro de lo sensible. Uno de los artistas que más ha trabajado en la politización de las formas sensibles, de los registros de percepción, es el portugués Pedro Costa. Esta cápsula recoge una conversación entre el filósofo francés y el autor de In Vanda’s room, caracterizado por un cine que desintegra las fronteras entre ficción y documental, mostrando la vida al desnudo, en su descarnada simplicidad.

Compartir

Fecha:
24/01/2011
Realización:
José Luis Espejo
Agradecimientos:

Alfredo Aracil

Licencia:
Creative Commons by-nc-sa 3.0