En esta entrevista a María Dolores Jiménez-Blanco se condensan algunas de las aportaciones de su ponencia en el seminario Radiaciones, así como algunas de las propuestas en las que trabaja para su exposición Campo Cerrado. Campo Cerrado es una idea fuerza que la historiadora del arte usa para enmarcar las políticas culturales que se daban en el contexto español en los años cuarenta. En esta entrevista se exponen dos modos fundamentales de política cultural.

Por una parte, uno ligado al coleccionismo y la crítica de arte que se localiza en Madrid, Barcelona y Bilbao, centrándose en esta entrevista en la Academia Breve de Crítica de Madrid dirigida por Eugenio d'Ors. En ésta, d'Ors hace uso del ideario que había desarrollado desde el inicio de su carrera en la Barcelona de principios del siglo XX para definir una nueva modernidad en el marco del franquismo.

Por otra parte se comentan las políticas culturales que conformaron una imagen idílica del campo con el objetivo de la reconstrucción del país tras la Guerra Civil. Estas medidas, a diferencia de las comentadas en el punto anterior, hicieron uso de todas las manifestaciones de las artes, desde la pintura y la crítica, a la arquitectura, la prensa o el cine. Todas estas manifestaciones de la política cultural franquista de posguerra buscaban volver a hacer productivo el campo como apoyo a las medidas militares de autarquía impuestas por la dictadura, además de generar una nueva idea genuina de la identidad española.

Si el primer modo de esta agenda cultural asociada a la crítica y a la pintura estaba marcado por una conciliación de lo moderno con lo tradicional, así como de una dulcificación de su mensaje, esta segunda parte fortalece, de igual manera, una identificación de la población con unas tradiciones más conservadoras. Ambos modos, en definitiva, permiten comprender algunas de las lineas ideológicas y estéticas de esta década de la historia española.

Compartir

Fecha:
26/06/2015
Realización:
José Luis Espejo
Licencia:
Creative Commons by-sa 4.0